Archivo mensual: diciembre 2011

Bo Nadal / Feliz Navidad / God Jul

Ya en mi sofá (que no es tan el mio que me lo han cambiado pero, a fin de cuentas, mi sofá), mi casa, mi habitación, mi cama, mis amigos, mi familia, en definitiva, en MI CASA quería desearos a todos feliz Navidad y, sobre todo, feliz año nuevo.

¡¡Nos “vemos” en 2012!! 


Adios Noruega en 2011

Me parece a mi que esta va a ser la última entrada del 2011, al menos la última que hago desde Noruega porque… en 24 horas estoy embarcando en el avión!! (solo cerrar exclamaciones/interrogaciones, ya sabéis donde estoy, lo siento) y me espera un día un tanto ajetreado así que no creo que tenga tiempo de escribir nada más.

Que por qué me espera un día ajetreado? Pues veréis: salí de casa a las 8:00 (con mi termo en bolso llenito de colacao (problema, está caliente y no lo puedo beber jeje), 15 minutos caminando a la “estación” de buses, a las 9:15 coger el bus, 15 minutos de camino para llegar al cole. A las 8:55 (es decir, en 15 minutos) tengo una clase (que es ver una película pero tenía que venir…), a las 10:15 acaba la clase y cogeré el siguiente bus de vuelta a casa, a las 10:45 y luego otros 15 minutos de bus y otros 15 minutos andando. Una vez en casa, a eso de las 11:15, quiero dejar todo preparado para mañana, pero tiene que ser antes de, como muy tarde, las 14:00 para repetir el proceso (bus a las 14:15, llegar al cole a las 14:30) porque a las 14:40 tengo una clase. Y hasta aquí mi mañana (Como la mañana, no se acaba aquí? Pues no!) A las 16:00 salgo de clase y supongo que ya me quedaré hasta las 17:00 en el despacho, haciendo tiempo hasta que empiece el Talent Show, o lo que es lo mismo, la “fiesta” de Navidad que disfrazaron de concurso de talentos en el colegio, los alumnos actúan, hay sorteos y demás. Esto acabará sobre las 19:00, hora a la que intentaré quedar con Ana y Bárbara para despedirnos antes de Navidad. Y ahora sí, creo que después de eso ya está, solo queda lo típico, llegar a casa, comer algo, un poco de ordenador y listo, a dormir que mañana a las 4:40 sale mi tren hacia el aeropuerto.

Bueno, creo que ya me estoy agobiando solo de contároslo… jeje. Así que nada, entre unas cosas y otras ya solo faltan 5 minutos para mi clase/peli y me tengo que ir.

Solo deciros que aquí tienen un problema importante con las mareas, a ver si a la vuelta le puedo sacar una foto y os lo enseño!!

 


Un gran día

Antes que nada un breve resumen del fin de semana… Pues bien, aburrido, sin nada que hacer, con la nieve derretida y por tanto paisaje otra vez igual… Es por eso que el día de hoy fue aún mejor, aquí va.

Por la mañana me levanto y desayuno mi colacao con tostadas y zumo de piña, ya es una buena manera de empezar, aunque si fuera por eso todos mis días serían buenos (excepto a partir de mañana que tocan cereales… se me acabó la margarina…). Después de eso decidí bajar a dar una vuelta y comprar alguna cosilla más para llevar a Coruña… De camino a casa me llamó Ana (nunca recuerdo si ya os hablé de alguien o no, por si acaso lo aclaro, es una de las chicas españolas que viven en Sandefjord) que si bajaba a tomar un café con ellas así que fui a casa, dejé las cosas que había comprado y bajé.

¡La primera cosa buena! Al fin un poco de vida social, de hablar un rato… En todo ese rato que hablábamos uno de los temas fue la existencia de un aparatejo muy interesante que… es probable que me compre, si lo hago ya os enseñaré 🙂 Después de acabar el café fuimos a la tienda donde lo venden a comprar otra cosa también curiosa, graciosa o como lo queráis llamar, no os cuento lo que es porque son los reyes de alguien… Otra de las cosas que hablamos es de quedar por la tarde para ir al bingo.

¡Segunda cosa buena! De comida un trozo de tortilla (la hice ayer y ya aproveché e hice de más para comer más días jeje) para coger fuerzas y bajar a hacer más vida social en una tarde de bingo. Pensé que estaríamos Ana, Bárbara y yo, pero no, nos juntamos nada más y nada menos que 7 españoles para jugar al bingo.

¡Tercera cosa buena y primera cosa buenísima! Mi primer regalo de cumple (de parte de Ana y Bárbara):

 Pues sí, este es mi primer regalo de cumple, es algo a lo que le tenía muchas ganas desde que llegué a Noruega pero que nunca me decidía a comprar (podéis imaginar el motivo), pero ahora ya no tengo que decidirme porque ¡ya tengo uno!

¡Cuarta cosa buena! Cuando vamos al bingo decidimos que lo que se gana se reparte entre todos los que estamos jugando en la mesa, así todos nos llevamos algo. El caso… como os podéis imaginar después de este comentario… ganamos al bingo. Hoy fue nuestro día de suerte y cada uno se llevó 570 NOK (ya descontando lo que nos gastamos…), que bueno, ha servido para compensar (solo en parte) lo que Ryanair me hizo gastar a mayores por sus cambios de última hora…

El otro día titulaba la entrada como “Hoy puede ser un gran día” (plantéatelo así) pero hoy ya he pasado al siguiente escalón, ¡hoy ha sido un gran día!

P.D. ¡Quinta cosa buena! En 60 horas (2 días y medio) estaré llegando a Barcelona y en 84 (un día más) cogiendo un avión para ir a Coruña (bueno, pasando por Santiago claro, es lo que tienen los vuelos de Ryanair…) 😀

Edito: en vista de que la mayoría de la gente no sabe lo que es eso de la foto (culpa mía, que me acostumbré tanto a verlos aquí que ya me da la impresión que todo el mundo sabe lo que es) os aclaro lo que es, es un vaso/termo para el café y también tiene una tapa distinta para poder hacer, según ellos café americano, según yo té. Os dejo un link por si tenéis curiosidad:

http://www.bodum.com/es/es/shop/detail/11067-106/?navid=61


Cambiar el camello por una maleta…

Pues sí, como acabáis de leer, este año los reyes han decido que era una tontería que con la de aviones, maletas de ruedas y demás cosas de viaje era tontería seguir con los camellos así que se han pasado a la maleta. Hay quien dice que es por la crisis, que así no mantienen al camello y no le pagan al paje… pero no puede ser, son los Reyes, a ellos no les afecta la crisis.

En fin, como todos hemos sido muy buenos tienen un montón de regalo y no les caben todos (ya sabéis como se ponen las compañías aéreas con lo del equipaje de mano…) me han pedido si puedo llevarles algunos así que aquí va un adelanto:

 Pues aquí están los regalitos, algunos de ellos porque hay otros que aún no les dio tiempo a los reyes a envolverlos y no estaba bien ponerlos ahí. También os tengo que enseñar el nuevo método de selección para este año, nada de buscar letras en el papel de regalo o darse cuenta de que usar un boli azul en papel de regalo azul no es una gran idea, este año los reyes quisieron importar algo de la tierra de su colega Papá Noel así que aquí va:

 Parece ser que esto, según les contó Papá Noel, es típico en Noruega y que la gente siempre usa etiquetas de este estilo, le dijo además que así podía aprender un poco de noruego ya que “Til” significa “Para” y “Fra” es “De”, claro está que cuando se pone el nombre en el “Fra” es de quien lo pidió en su carta para esa persona, todos lo sabemos 🙂

Ya cambiando de tema, porque Los Reyes no me dejan contar nada más, os voy a poner un par de fotos que saqué ayer para que veáis lo que yo veo desde mi habitación y mi despacho 🙂

 La primera es desde mi despacho y la otra desde mi habitación. Con este manto blanco os dejo hasta mañana, al menos eso espero pero no sé cuanto tiempo tendré porque mañana es la Juleboard del cole (también conocida como cena de Navidad).


5 días dan para mucho

¡¡Hola otra vez!!

Os había dicho que nos “veríamos” el lunes pero veréis al final todo “se torció”. Aunque empecemos por el principio.

El viernes parecía que no iba a tener mucha cosa pero resultó que todos lo pasamos genial, eso sí a partir de las 9:30 y previo paso por 3 horas y pico de autobús que, para ser sincera, se pasaron bastante rápido. En cuanto llegamos nos reunimos con los demás que ya nos llevaban una cervecita de ventaja y después de una cerveza en un pub nos fuimos a otro a pasar otro rato.

En ese segundo pub surgió un problema, no nos dejaban pasar con las maletas (recordad que íbamos directas del bus) así que nos fuimos a dejar las maletas y una botella de un licor checo en las taquillas de la estación de autobuses. Una experiencia más, luego compensó entrar en ese bar porque lo pasamos muy bien pero… siguiente problema, ¡al ir a por las maletas estaba cerrado! podíamos acceder a la “hamburguesería” que había en la estación pero desde esta había una verja. ¿La solución que nos dieron? Llamar a la policía, sí, sí, tuvo que venir la policía a abrirnos esa verja para que pudiéramos coger las cosas. En fin, una media hora después estábamos en casa.

Otro punto interesante es la casa, muy mona y acogedora, pero… claro, con solo una cama y éramos… 9 (al día siguiente aún venían otras 2 chicas). No pasa nada, los de la casa en su cama claro, el resto en el suelo, excepto uno de los chicos que se pidió el sofá y yo, como era la más pequeñita y a nadie le parecía útil, decidí dormir en la butaca, la verdad es que tampoco se estaba tan mal, modo ovillo, o pies encima de la mesa…

Al día siguiente fuimos a conocer un poco de Kristiansand, no mucho porque entre que nos levantamos tarde y que Šárka (la chica que nos invitó a su casa) nos hizo un desayuno buenísimo pues… cuando salimos ya casi se estaba haciendo de noche pero pudimos ver cosas como estas:

 

Después de esta “excursión” volvimos a casa para cenar y pasar una velada diferente pero también divertida.

Al día siguiente nos esperaba el teatro/ópera de Kristiansand, teníamos una visita guiada y nos encontramos cosas como estas:

 Después fuimos a un mercadillo navideño de artesanos que también era muy bonito, y muy caro claro.

Llegados a este punto ya estamos prácticamente subidos al bus, no sin antes cantar cientos de veces, y bailar claro, la canción comenius aportada por las chicas checas:

Ya de vuelta en el bus con Araceli y Adam decidí, digo… me quedé dormida, me pasé la parada y no me quedó otro remedio que pasar un par de días más con Araceli y visitar Sanvika y Oslo un poquito más. Vaya, me quedo dormida en los peores momentos…

En Sanvika vi zonas bonitas pero lo que más me llamó la atención fue esto:

 No sé vosotros, pero yo nunca había visto tantos cisnes juntos y menos así, sueltos, nunca los había visto. Bueno y también una tienda de manualidades en la que tienes de todo, pero de todo de todo.

Después en Oslo fuimos a patinar sobre hielo en una de las calles principales de Oslo. Aquí no es como en la pista de hielo de Coruña, aquí la gente sabe patinar, las niñas pequeñas hacen actuaciones y yo… yo voy así:

Y ya para acabar de rematar la jornada invernal nos nevó en Oslo y luego, en el tren de camino a Sandefjord vi un montón de nieve, de hecho en la parada donde me tenía que cambiar de tren tenía 10 minutitos y aproveché para hacer esto:

Solo a modo de aclaración (me frustraría un poco que todo el mundo empezase a preguntarme qué ponía) pone, o eso intenta, “CORUÑA”.

Ahh y ya para terminar la entrada más larga de este blog y con más fotos (ya que tanto me insistís en que saque fotos…) os comento dos cositas, la primera enseñaros una foto de una tienda que hay en Oslo:

 ¡¡Es genial!! Es una tienda de juegos en la que tienes todos los juegos de mesa que puedas imaginar, los que no son de mesa, LEGO, disfraces, de todo para comprar, pero es que además, esos juegos que veis ahí apilados son para jugar los clientes, ¡¡tienen mesas para jugar a los juegos que quieras!!

La segunda cosa no es tan divertida, resulta que en Sandefjord les parece que cuando llega un tren no va a haber nadie que necesite un taxi y ya no van a la estación así que me tocó ir andando. Maleta pesada + mochila pesada + cansancio acumulado + cuesta arriba + nieve + hielo… os podéis hacer una idea de a que es igual… (nota: las ruedas de la maleta no giran con la nieve).

En fin, enhorabuena a los que hayáis llegado al final de esta entrada y no os hayáis rendido a medio camino 🙂


Hoy puede ser un buen día, plantéatelo así…

Pues sí, hoy parece que va a ser un buen día, después de ir ayer a una fiesta de salsa (tranquilos, acabó a las 11:30, que es Noruega) hoy me levanté un tanto cansada, de hecho mis alumnos tardaron en llegar y ya me había hecho ilusiones para que no vinieran, con deciros que cuando vinieron me fastidió un poco, jeje, aunque bueno, al final tuvimos una clase entretenida.

Cambiando de tema, pero siguiendo con el potencial buen día de hoy, resulta que el miércoles (sí, es importante para la historia) me preguntaron en casa qué emisora de radio solía escuchar yo cuando estaba en Coruña, así que les dije que Europa FM (los que vayáis en mi coche lo sabréis) así que hoy al acabar el desayuno Chloe me puso Levántate y Cárdenas!! (Sí, lo siento, otra vez estoy en el despacho así que nada de interrogaciones o exclamaciones abiertas).

No veáis la alegría cantando “Ay como mol, ay como mol, ay como mola el paracetamol…”, “Devuélveme mi DVD…” o el “Son las ocho, son, las ocho…” Claro que esta última me resultó un poco rara y de hecho yo canté un “Son las nueve, son, las nueve…” (es lo que tiene estar acostumbrada a oírlo de camino al trabajo y entrar a las 9:30). Así que no pude evitar comentarlo en el tablón de Facebook de Levántate y Cárdenas (iba a hacerlo en twitter pero no me llegaban los caracteres, jeje).

Así que nada, con las energías de Cárdenas y su equipo me vine a la escuela donde me costó despertar un par de horitas pero al fin lo he hecho porque me espera esto:

Esto es Kristiansand, que es donde pasaré este fin de semana, no sin antes pasarme como 4 horas en un bus, más casi una hora esperando por él (sí, ya sabéis como soy, que con tal de no perderlo espero una hora si hace falta…).

Así que nada, nos “vemos” la semana que viene porque no creo que escriba nada desde allí. Ya os enseñaré alguna foto!! 😀


Ryanair

Sí, ya lo sé, es una compañía de bajo coste, todo el mundo sabe que putea a la gente, hay que leer las condiciones de uso y todas esas cosas…

Resulta que, no sé si ya lo comenté o no, tenía el vuelo de vuelta a casa el día 15 de Oslo a Barcelona y Ryanair me mando un mail (3 en realidad) para decirme que mi vuelo había sido movido para el día 17. Si fuese una de esas personas que no tiene que hacer escala y va a su casa directamente pues tampoco sería un gran problema pero entre que perdía el vuelo de conexión y que el 16 (mi cumple) quería estar en Coruña pues… me cogí otro vuelo con otra compañía para seguir volando el día 15 a Barcelona.

En el e-mail ponía que si se quería solicitar el reembolso que pinchásemos en el link de abajo y siguiéramos los pasos, así hice. Hoy me llega un e-mail de ryanair donde me pone lo siguiente (recordad que solicité el reembolso porque mi vuelo se canceló):

Estimado/a :

En relación a su reciente correspondencia.

El servicio de facturación online de Ryanair está disponible desde 15 días hasta 4 horas antes de la hora programada de salida del vuelo/s. Si tanto el vuelo de ida y vuelta son en el plazo de 15 días, en el momento de hacer la facturación online ambas tarjetas de embarque se pueden imprimir de forma simultánea (si su vuelta está fuera de este plazo, entonces deberá hacer la facturación en 15 días a partir de la feha de regreso)  . Una vez que haya facturado online la tarjeta de embarque se podrá volver a imprimir hasta 4 horas antes de la salida programada del vuelo. Esta información está explicada en los términos y condiciones aceptados en el momento de hacer la reserva.

Todos los pasajeros reciben una notificación por correo electrónico dos días antes de la salida recordándoles hacer la facturación online.Según nuestros Términos y Condiciones de Viaje, acordados en el momento de la compra, si no hace la facturación online se le requerirá el pago de la Re-emisión de la tarjeta de embarque en el aeropuerto (Euro40/ GBP 40). Esta facilidad está disponible hasta 40 minutos antes de la salida programada del vuelo.

Como no ha cumplido con nuestros Términos y Condiciones esta penalidad ha sido aplicada correctamente y no es reembolsable.

Nos disculpamos sinceramente por cualquier inconveniente causado y esperamos haberle aclarado este asunto.

Atentamente.

Ryanair Customer Service

Sí, como bien podéis ver me contestan tal cual a lo que he pedido… En fin, otra vez más la culpa es mía porque no leí lo que ponía en los, al menos, 5 links que había en el e-mail, porque resulta que si te avisan con más de dos semanas de antelación pueden hacer lo que les dé la gana y quedarse con tu dinero…

En fin… lo dicho, que era algo que sabía y la culpa es mía. Lo peor, que seguro que sigo cogiendo vuelos de Ryanair ¿por qué? porque en cuestión de precios (y no nos engañemos, la diferencia es demasiado importante como para andar con miramientos) no tienen competencia. Eso sí, siempre que pueda escoger, aunque signifique pagar un poquito más, intentaré dejar a esta compañía de lado.