Primera nevada en Sandefjord

Pues sí, tal y como pone en el título de esta entrada hoy ha sido mi primera nevada en Sandefjord. Digo “mi” porque ya había nevado más veces desde que llegué a Noruega pero no mientras yo estaba en el pueblo.

La cosa es que hoy me desperté, subí la persiana y me encontré todo tapado por un manto blanco “¡qué bonito!” pensé pero luego también se me pasó por la cabeza que… yo no controlo esto de la nieve y que mejor me sería salir de casa antes de lo habitual y, así hice.

Ya en el cole empezaron los problemas con el ordenador, que si la tarjeta de la impresora, pero no importaba porque sentada desde mi despacho veía como caían los copos de nieve. “¡Qué bonito!” volví a pensar, y después de pensar esto unas cuantas veces cambié el “qué bonito” por un… “uy, nieva mucho y sin parar”. Vale, hay que decir que probablemente no sepa lo que es nevar mucho pero para mi, era mucho.

Volví a casa sin problema, salvo por el pequeño detalle de que paré a hacer compra y claro, cargada con dos bolsas bastante pesadas, intentando llevar un paraguas y caminando 15 minutos cuesta arriba por la nieve… pues… relajado no fue. Eso sí, de camino me encontré el centro del pueblo tal que así:

Sí, otra vez el manto blanco, la verdad es que bonito es y… bueno, después de la caminata me esperaba un bocadillo de chorizo ibérico bastante bueno 😉

Después de disfrutar de las delicias de nuestro amigo digamos… poco aseado, llegaron los niños y me “sacaron” a jugar con la nieve y hacer muñecos de nieve al jardín. (Sí, hay foto, pero no con mi cámara así que tendrá que esperar). Y al rato quedé con Ana y Bárbara para ir hasta su casa.

Sin contar el detalle de subir cargada a casa… todo bien ¿no? Pues sí, pero me esperaba mi inauguración (o reafirmación) como noruega de acogida y muy amablemente las circunstancias decidieron darme la razón cuando iba a cruzar en un paso de peatones y pensé “me voy a caer”. Pues sí, señoras y señores, ya me he caído por culpa de el hielo, lo peor, que de pequeña me enseñaron muy bien a poner las manos al caer y así hice, así que en lugar de amortiguar con mi… “mullida parte baja de la espalda” decidí que sería mucho mejor que el peso lo soportase mi muñeca, con lo cual… no descartaría un esguince o algo así.

Ya mañana os cuento si me sigue doliendo y tengo que decidir ir a urgencias por el módico precio de unos… 30€ la consulta y esperemos que no quieran hacer radiografía o algo así, porque entonces me compensa cortar a la altura del codo y listo.

Edito: ¡Anda! WordPress me acaba de dar la enhorabuena porque he llegado a las 50 entradas, ahora paso a la siguiente pantalla creo, a ver que malo me toca…

Anuncios

2 responses to “Primera nevada en Sandefjord

  • Mou (@Moussenger)

    ¡Exagerada! ¿¿Cómo vas a cortar a la altura del codo?? Con cortar a la altura de la muñeca ya llega.

  • Montse

    Con lo preciosa que iba la entrada… cuánto siento el final!. El manto blanco es una maravilla, pero claro, ya veo los inconvenientes. Espero que no haga falta “manto blanco” en tu muñeca, porque no creo que te siga gustando tanto el tema de vendas y escayolas como cuando eras pequeña. Mil besos, linda, voy a intentar hablar contigo para que me cuentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: