Última “vuelta” a Noruega

Aquí estoy, a unas… 6 horas de coger el primer avión de la jugada, después de eso me toca ser recogida en el aeropuerto (o eso espero) por mi hermano y pasar en su casa la noche, bueno, las horas, porque llegaré a su casa a eso de las… 12:30 y a las… 5 o 5:30 hay que salir para el aeropuerto otra vez… En fin… estos de Ryanair que ponen los vuelos a unas horas que no deberían existir.

Peeeeero, lo bueno de que me queden 6 horas es que tengo tiempo más que suficiente para escribiros esa entrada que os prometí que haría antes de que me fuera de Coruña, así que aquí está 🙂

Antes que nada aclarar que no es la última vuelta a Noruega, me quedan al menos otras dos pero… ya son por hacer turismo así que no cuentan como vueltas, vueltas.

La verdad es que hay un montón de novedades desde la última vez que escribí, sin contar la de “Desde el avión”. Entre otras cosas vinieron mis padres, subieron las temperaturas y esquié por primera vez en mi vida, pero vayamos por partes.

Lo primero de todo es que hace… unas 3 semanas, les tocó a mis padres ser la primera “expedición” en venir a visitarme y estuvieron conmigo 5 días. Todo empezó como de costumbre cuando el aeropuerto de Rygge está implicado: 3 horas hasta llegar a buscarlos. Pero una vez juntos empezamos a disfrutar de la nieve y el paisaje que esta ofrecía.

 Esto es en Sandefjord, en un parque que tiene unas vistas muy bonitas y más con esa luz de cuando está a punto de ponerse el sol.

Después de ver hielo y nieve por todas partes nos fuimos a Oslo a pasar un par de días, pero no, no os preocupéis, no os quedáis sin ver el hielo, aquí tenéis una buena ración:

Sí, sí, eso que veis en donde está el pantalán es hielo también, el mar estaba helado. A lo mejor a algunos de vosotros no os pilla de sorpresa pero… yo, personalmente, pensé que se necesitaba mucho más frío para eso.

Así que nada, pasados de este punto ya estamos de camino a Oslo, unas… dos horas en tren, pero no estuvo mal, pudimos ver a gente caminando sobre el mar helado y, lo más curioso, gente pescando como solo antes había visto en la televisión, ¡¡a través de un agujero en el hielo!! Lo siento, de eso no hay foto que íbamos en el tren y la velocidad y suciedad de las persianas nos impedían sacarla.

Ya en Oslo fuimos a instalarnos en el hostal y luego a dar un paseo por el centro, así que vimos, la verdad es que de casualidad, el cambio de guardia del palacio real. Ni punto de comparación con el del palacio de la reina en Atenas (si no sabéis de que va el tema buscadlo) pero también tuvo su momento “muñecas de famosa” que fue divertido.

En Oslo hubo varias visitas, quizá las que sean nuevas para mi (y por tanto para vosotros) fueron las del Folkemuseet, que es el museo folclórico de Noruega, con un montón de casas de distintas épocas (para más información ver callejeros viajeros, españoles por el mundo, planeta finito o uno de estos que seguro que aparece), y también el paseo en barco entre las islas del fiordo de Oslo.

Tengo que decir que no es el típico viaje turístico que coge todo el mundo, el nuestro era un barco, ferry o como lo quieras llamar, que forma parte del transporte público de Oslo, pero vimos que hacía un recorrido bonito y que nuestra tarjeta de transporte de 24h nos valía así que allá fuimos. La verdad es que ya debían de estar acostumbrados porque cuando le pregunté a uno que iba en el puente si ese era el barco que iba entre las islas me dijo que sí y también me dijo como tener las mejores vistas 🙂 Algunas de las cuales os dejo por aquí:

Estas son solo algunas de las fotos que sacamos, la última es de la fortaleza de Akershus que está en pleno centro de Oslo, entre la ópera y el Aker Brygge (la zona del puerto). La verdad es que pasamos bastante frío pero mereció la pena 🙂

Ah, otra cosa nueva para mi y para vosotros, por lo menos desde este blog, es el Holmenkollen, aunque algunos a lo mejor lo conocéis como el salto de esquí de Oslo. Seguro que alguna vez lo visteis en la tele y si no aquí estoy yo para enseñároslo:

La verdad es que es impresionante, y para recibirnos encontramos ese día precioso de cielo azul y el oír gritar “¡venga, venga, venga!” a un grupo de esquiadores españoles que había allí (había una competición de countrysky).

Y dejando a un lado la visita de mis padres (¡gracias por venir 🙂 !) y siguiendo con el esquí os cuento mi primera experiencia como esquiadora.

Pues bien… la cosa es que nos fuimos el fin de semana al apartamento que la familia tiene en una estación de esquí a un par de horas de Sandefjord y allí estuvimos.

El sábado al levantarnos la niña mayor me prestó sus botas de esquí (con las que la sangre no me circulaba hasta los pies y casi no podía caminar) y sus esquís, y con esto nos fuimos hacia las pistas. Una vez allí usamos un elevador (no sé como se llaman, no es un telesilla, te sostienes sobre tus esquís) y una vez arriba me tiré “¿sin saber esquiar?” “¿sin saber como frenar?” “¿estás loca?” “¿salió bien?” Estas son las cosas que ahora mismo os estaréis preguntando alguno de vosotros… pues… tengo que decir que la respuesta a todas es SI, a todas salvo a la última si contamos el último cuarto de la pista que en lugar de bajarlo esquiando lo bajé dando “vueltas de campana” y haciendo volar esquís y bastones… En fin… no me he roto nada (dicen que porque tuve suerte y se me soltaron los esquís) y no hubo lesiones (solo algún pequeño rasguño) pero sí un susto de muerte así que creo que no volveré a probar en una temporada.

Eso sí, para relajarme después de eso decidí ir a dar una vuelta con este grupo:

¡¡Bonitos eh!! Pues estos fueron mis compañeros durante una… media hora más o menos, lo que me valió de sobra para tranquilizarme y disfrutar de las atracciones con riesgo mínimo que me puede ofrecer una estación de esquí. Ya veis, irme a Noruega yo sola no me da miedo, pero una pista de esquí (la verde eh, la más fácil de todas) sí, yo soy así.

Ya por la tarde probamos con la versión relajada del esquí y probé el “countrysky” (o como se escriba) que viene a ser is como caminando con esquís estrechos, básicamente, pero con ellos llegué a la pista de biathlon, si, yo tampoco sabía lo que era, pero resulta que es un deporte que mezcla esquí con llevar una escopeta a la espalda y disparar, sí, sí, existe, no es un broma.

También descubrí sitios bonitos y vistas a las pistas:

Y ya para terminar un par fotos del día siguiente, cuando en lugar de nieve había una capa de hielo (el día anterior había llovido y por la noche hizo frío así que… pistas más peligrosas) y la mejor opción era sentarse y disfrutar del sol, la competición de saltos y las “atenciones” de los niños yendo y viniendo para traerte cosas gratis que daban como promoción, ya fueran chocolatinas como chupas como bebidas o unos noodles, cualquier cosa valía 🙂

Sí, habéis visto bien, es una tabla de surf, sí, estábamos en una estación de esquí y no, no era decoración, había una competición en la que lo que tenías que hacer era deslizarte en una tabla de surf, sin quillas claro.

Pues nada, hasta aquí lo que se daba, me voy a aprovechar mis últimas horitas en Coruña que a lo tonto de esas 6 horas que me quedaban al principio de la entrada solo me quedan 5.

¡Hasta otra!

Anuncios

One response to “Última “vuelta” a Noruega

  • Maite

    vaya fotos mas chulas que tienes, lo mejor es saber que vista in situ la realidad es mejor todavía, asi que quédate con eso, como experiencia ya se está acabando y ya va siendo hora lo sé, pero ya estas aquí enseguida y todo lo demás ahí te queda para los restos y mira, gracias a ti hemos visto un poco de Noruega con la mejor de las “guías turísticas” que se puede tener.Biquiños, sigue contándonos cosas, enseñándonos fotos y demás que lo que te queda es poco pero bueno. Abúr.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: